Cerrar
todos artículos 26. junio 2019

Contra la escasez de agua en Mallorca

En ocasiones el mar hace que nos olvidemos de que el agua es un bien muy valioso y siempre escaso en Mallorca.

Fue en el verano del 2016 cuando se hizo evidente que, debido a la situación de emergencia por escasez de agua, el suministro de agua en Mallorca es limitado.

La provisión de agua fue tan escasa durante todo el verano que algunas regiones de Mallorca tuvieron que ser abastecidas por camiones cisterna con agua potable. Se cortó el agua en las duchas de las playas y las fuentes y se prohibió a los habitantes de las zonas que regasen los jardines o llenasen las piscinas con agua potable.

Esta situación no es nueva en Mallorca. A mediados de la década de los 90 tuvieron que abastecer a la isla con agua potable de la península debido a la escasez que padecía.

El cambio climático, el creciente turismo, el desarrollo continuo de la isla, así como el número en aumento de piscinas construidas en terrenos privados son algunos de los factores que están agravando la situación.

Además, la preocupación por las reservas de agua potable en la isla va aumentando con los años ya que, a pesar de que se han reactivado las platas desalinizadoras de agua marina, estas están llegan siempre a su límite, sobre todo en verano.

Sin embargo, no se han agotado todas las posibilidades para plantar cara a la escasez de agua en Mallorca. El comportamiento ante esta situación de cada isleño y propietario puede hacer que todo cambie.

Antes de darte algunos consejos y recomendaciones sobre el uso consciente del agua potable, queremos analizar cómo funciona el abastecimiento de agua en Mallorca y por qué las medidas convencionales no han resultado ser suficientes hasta ahora.

Así funciona el abastecimiento de agua en Mallorca

Para aumentar los recursos de agua potable cuentan con estas tres opciones en Mallorca:

  • Los dos embalses de la Sierra de Tramuntana, Embalse de Cúber y Gorg Blau
  • Pozos de los que se extra agua subterránea
  • Desalinizadoras de agua del mar

No obstante, las tres posibilidades tienen sus puntos débiles.

Si no hay precipitaciones durante el invierno, las reservas de agua de los embalses también se ven afectadas. Es el caso, por ejemplo, del año 2016, cuando el nivel del Embalse de Cúber fue tan bajo que casi se secó.

En cuanto a las aguas subterráneas se podría producir la salinización inminente de los recursos hídricos en la isla si el nivel de las aguas subterráneas es tan bajo que el suelo “absorbe” el agua salada del mar.

Además, las plantas desalinizadoras de agua marina en Palma, Alcudia y Andratx no pueden abastecer la falta de reservas de agua. A lo que hay que añadir que la eliminación de la salmuera residual es un tema muy discutido por los ecologistas. 

Hasta ahora el tratamiento de los recursos del agua es un tema muy poco discutido en Mallorca.

Causas de la sequía: cambio climático y turismo

Junto con el cambio climático son también el aumento del turismo y el uso irresponsable del agua potable los causantes de la escasez de agua.

Especialmente en los meses de verano, millones de turistas visitan la isla y hacen que el suministro de agua disminuya. Según calculó Iván Murray, de la Universidad de las Islas Baleares, cada turista consume de media 440 litros de agua, tres veces más que un local.

Además, el número de piscinas en Mallorca está aumentando considerablemente y con ello también el consumo del agua potable. Según un estudio reciente de la Universidad de las Islas Baleares, solo en Mallorca se consumen 3.200 millones de litros de agua al año, como muestran los datos del año 2016.

Lo que pueden hacer los habitantes y los propietarios de la isla concienciados con el medio ambiente para frenar la escasez de agua potable en la isla sin tener que renunciar a todas las ventajas del agua, se lo contamos con algunos consejos:

Uso sostenible del agua en Mallorca: estas son algunas de las posibilidades que tienen los propietarios

Una opción es recolectar en depósitos las gotas de lluvia que caigan en su propiedad. Dicha agua se puede utilizar, por ejemplo, para llenar la piscina o para regar los jardines. Además, esto supone la evaporación natural del agua.

Otra de las medidas sería el tratamiento de las llamadas aguas grises. Se trata de las aguas residuales domésticas resultantes de lavarse las manos, bañarse o ducharse. Las aguas grises tratadas se pueden volver a utilizar, por ejemplo, para el inodoro o para la limpieza del hogar, sin que se produzca ningún daño.

Además es más fácil ahorrar agua en el jardín a través de una buena selección de las plantas. Las plantas originarias de Mallorca se llevan bien con el clima y con el entorno natural, sin sufrir ningún tipo de perjuicio.

La conservación de los recursos comienza en nosotros mismos. Cuando nos demos cuenta de cómo desperdiciamos el agua a diario, seremos conscientes de dónde y cómo podemos ahorrar agua por nosotros mismos, ya sea con el uso de electrodomésticos que consuman poca agua o simplemente, estando menos tiempo bajo la ducha.

Conclusión

La escasez de agua será siempre un tema recurrente en Mallorca. Uno los principales causantes es el ser humano, pero sobre todo nosotros mismos y nuestro uso inconsciente de este recurso tan valioso.  Una buena forma de mitigar la escasez de agua y colaborar con la conservación de la naturaleza en Mallorca es dándonos cuenta de que estamos desperdiciando agua y de cómo podemos conservarla.

nächster Artikel
Lage 
Mallorca
Deutschland
Norwegen
Größe 
L
M
S
Preis 
5
7
9
10


Urbanización privada 24 horas en el mejor ambiente, servicio de seguridad localizado, 3 pistas de golf, a 10 minutos en coche del casco antiguo, a 15 minutos del aeropuerto de Palma, colegios internacionales. 

Uno de los últimos terrenos sin construir en el encantador casco antiguo de Sóller, a tres minutos a pie de la idílica plaza del mercado, con sus restaurantes y cafeterías, llena de vida y a la vez un lugar para relajarse.